Sabes que tu Cerebro come

comida-saludable

En esta ocasión hablaremos de la relación que tiene la comida con el funcionamiento del cerebro.

En el MEDIO AMBIENTE  en que estamos viviendo hay:

  • Exceso de información
  • Cambios climáticos
  • Cambios en la producción de la alimentación. Más químicos en los alimentos
  • Toxinas ambientales; más químicos en el hogar
  • Una velocidad exponencial para nuevas cosas

Por lo que es un gran desafío para las personas adaptarse. Y no todos contamos con una educación enfocada a la comprensión del funcionamiento del cuerpo-mente-cerebro y la relación que tienen con el medio ambiente. La ciencia demuestra que el aprendizaje es la clave del progreso. Y como menciona el Dr. Carlos A. Logatt Gabner  “Hemos podido observar que una educación orientada al propio conocimiento, se transforma en un método efectivo para el crecimiento individual, la resolución de conflictos y el desarrollo de valores, factores esenciales para alcanzar el éxito, y la felicidad personal y grupal.”

La incorporación de las Neurociencias ha proporcionado conocimiento relevante para responder las interrogantes sobre el comportamiento humano y así comprenderlo mejor.

Actualmente el CEREBRO tiene mayores requerimientos que en la antigüedad, porque la mayoría de las veces estamos en estado de alerta constante por lo que nuestro requerimiento de nutrientes se eleva. De aquí la importancia de la NUTRICIÓN.

Y necesitamos proteger la estructura del CEREBRO a través de la alimentación. Porque cuando faltan nutrimentos

Falla la Memoria y la Concentración

  • Fluctuaciones en el estado emocional relacionados con horarios de las comidas
  • Pensamiento nublado
  • Dificultad en la toma de decisiones
  • Ansiedad no justificada
  • Incrementa el estrés del cerebro
  • Cansancio no justificado
  • Antojos específicos por alimentos específicos.
  • Dolor de cabeza

Para satisfacer esta demanda calórica comemos alimentos confort porque son los que tenemos a la mano. Esto empeora nuestra alimentación y se convierte en sí mismo un estresor más.

Algunos de los alimentos que brindan un efecto positivo al cerebro son cacao, nueces, aguacate y huevo entre muchos otros.

El aguacate es un alimento rico en glutatión, este lo producimos de manera fisiológica en el organismo específicamente en el hígado. Tiene efectos antioxidantes y esta compuesto por tres aminoácidos: la glicina, el glutamato y la cisteína, aminoacidos directamente relacionados con patologías neurológicas como lo son el Parkinson y el Alzheimer. Su efecto antioxidante nos ayuda a eliminar agentes carcinógenicos y se considera esencial para mantener un sistema inmunológico en buen funcionamiento.

La nuez es rica en magnesio el cual ayuda al adecuado funcionamiento del sistema nervioso central.

El huevo contiene aproximadamente 6g de proteina de alto valor biológico, de donde obtenemos los 9 aminoácidos esenciales, es una excelente fuente de colina una nutriente indispensable para el sistema neurológico, cerebral y cardiovascular.

El cacao tiene múltiples compuestos, de los cuales destacan: serotonina, falvonoides, vitamina B,C Y E así como calcio, fósforo y hiero, macro y  micronutrientes eseniales para el desarrollo neurológico. Sus beneficios para el sistema nervioso central  son atribuidos al contenido de feniletilamina, teobromina y cafeína conocidos por estimular a personas que padecen de apatía , depresión, fatiga o cansancio.

Existen alimentos que pueden llegar a provocar una sensación de bienestar temporal y en ocasiones hasta ser adictivos. Dentro de estos encontramos principalmente los alimentos ultraprocesados como lo son los productos empaquetados, barritas, dulces, papas fritas, golosinas, bollería, bebidas azucaradas y refrescos. También existen alimentos que producen mayor excitación al sistema nervioso central como lo son las bebidas estimulantes, cafeina, azúcares simples, bebidas alcohólicas o algunas productos con chocolate procesado.

Es por esto que en momentos de estrés o de enfermedad debemos de poner atención a los alimentos que consumimos ya que estos pueden tener un efecto benéfico o perjudicial para nuestra salud, especialmente nuestra salud cerebral.

 

 

Nos vemos pronto. Mstra. Olga Lozano Fraustro

Con coolaboración de Dra. Mariana Velázquez .

 

Referencias

Imagen cerebro recuperada de
https://www.google.com.mx/search?hl=es&authuser=0&biw=1229&bih=564&tbm=isch&sa=1&ei=8TRsXOWoBMbL_Qar8pTQBg&q=cerebro&oq=cerebro&gs_l=img.3..35i39j0j0i67l2j0l2j0i67l4.7099878.7102635..7103916…1.0..4.141.1603.0j13……2….1..gws-wiz-img…..0.rEJwSZAqzgo#imgrc=jCwY_Y8pliWM3M:
Imagen de comida saludable recuperada de
https://www.google.com.mx/search?hl=es&authuser=0&tbm=isch&source=hp&biw=1229&bih=603&ei=6jRsXLC8DtCc_Qa1_Zko&q=comida+saludable&oq=comida&gs_l=img.1.0.35i39j0l9.3123.3959..6241…0.0..2.286.991.0j4j2……4….1..gws-wiz-img…..0.iu8LRpg60jI#imgrc=S4pXtX1xIm9CIM:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close